Este perrito fue a su veterinario para una esterilización rutinaria, donde le auscultaron un soplo importante. Las RX muestran una cardiomegalia evidente, sin signos de edema pulmonar, pero con un patrón vascular. El estudio ecocardiográfico muestra una sobrecarga de volumen importante debido a la persistencia de un conducto arterioso persistente de gran tamaño. Es un perrito recogido de una protectora y ya tiene un año aproximadamente, no obstante el tratamiento quirúrgico sigue siendo de elección en estos casos.